Guía explicativa de como formatear windows 10

Se puede formatear Windows 10 de muchas formas inclusive sin necesidad de utilizar el disco de instalación del SO, todo ello gracias en gran medida a la propia Microsoft, quien ha facilitado las cosas a los usuarios, sobre todo en comparación con versiones anteriores de su sistema operativo. Veamos cómo es posible eliminar y volver a instalar windows 10 en tu ordenador.

Recuerda que si aún no tienes una licencia original de Windows 10 Pro siempre puedes descargarla

La forma más sencilla de formatear Windows 10 sin CD

Para todas aquellas personas que quieran aprender a formatear Windows 10 les traemos una de las mejores maneras de hacerlo, y sin necesidad de hacer uso del CD de instalación. Recuerda que si tienes una licencia original de este sistema operativo, siempre podrás reparar o reinstalar tu versión de windows 10 (Pro y Home) sin mayores problemas, con tan solo un par de sencillos pasos y clicks de ratón.

Precauciones y medidas que deberás de tomar antes de proceder con el formateo

Ten en cuenta que una de las razones más habituales por la cual decidimos formatear un PC con Windows 10 es debido a la lentitud con la que procesa nuestro ordenador las órdenes o simplemente navega por la red, ya sea debido al exceso de almacenamiento, archivos corruptos o a la inclusión de troyanos en los mismos que lo hacen ponerse cada vez más lento con el tiempo. Sin embargo, ten en cuenta que a la hora de formatear tu ordenador perderás todos los archivos que tengas guardados en él: desde música hasta imágenes, documentos, trabajos y otros tantos ficheros de relevancia que seguramente no querrás perder. Por ello, siempre conviene hacer una copia de seguridad de los mismos, añadirlos a una memoria USB, etc. Para así poder volver a recuperarlos en cualquier momento tras la instalación de Windows 10 ya renovado.

“Una de las principales causas de formatear Windows es debido a la lentitud”

Y es que pese a que existen opciones mediante las cuales reinstalar el sistema operativo de Windows sin eliminar los datos internos del ordenador en cuestión, no son del todo fiables, siendo esta la mejor alternativa para poder guardar así sin riesgo alguno todo lo que quieras mantener.

✅Cómo realizar el proceso de formateo de un PC desde Windows 10

Este es un proceso que funciona desde un Windows original, aunque también es posible que puedas ponerlo en práctica desde tu copia, todo es cuestión de probar.

La ruta que deberás de seguir es la siguiente: Inicio -> Configuración -> Actualización y Seguridad -> Recuperación -> Restablecer este PC.

Tras pulsar en esta última pestaña, se abrirán ante ti tres posibilidades entre las que elegir:

  1. La primera es la ya mencionada opción con la que formatear el PC y mantener los archivos, la cual conseguirá formatear e instalar de nuevo Windows 10, limpiando tu ordenador de todos los programas y quedando una versión del SO totalmente limpia, solo que conservando tus archivos personales. Este factor hará de este un proceso mucho más lento de lo habitual, ya que el formateo deberá de ser selectivo.
  2. La segunda, en cambio, realiza el proceso de reinstalación de windows 10 al completo, sin filtros ni precaución alguna sobre qué archivos mantener y cuáles eliminar. Es lo más efectivo para volver a poner tu ordenador en un estado de “fábrica”, todo estará como nuevo, ya que tan solo se mantendrán intactos los archivos del sistema operativo, que habrán sido renovados también a su estado inicial, sin cambios o modificación alguna que les haya podido influir negativamente en su funcionamiento. Lo borra todo por completo, permitiéndote empezar otra vez desde cero. Si es esta la opción que has decidido tomar, tendrás que volver a escoger entre si eliminar los archivos de la unidad sin posibilidad de recuperación alguna o no, siendo esto importante para aquellas personas que tienen pensado poner a la venta su PC, y por ello se deciden a formatear Windows 10.
  3. Y por último, la tercera: restauración de fábrica. Esta es una opción que tan solo está disponible para los dispositivos que contengan una copia de seguridad realizada por los fabricantes de dicho equipo, aunque no es muy recomendable ya que habitualmente incluyen software propio o relacionado con empresas con las que trabajan que probablemente no utilizarás, y que además estarán totalmente desactualizados, por lo que nuestro consejo es que te decantes por alguna de las dos anteriores.

Tan solo debes de hacer click sobre la opción que desees seleccionar y reiniciar el equipo para que el formateo de comienzo. Sin embargo, ten en cuenta que este proceso requerirá bastante tiempo, por lo que hazlo preferiblemente durante la noche, o cuando no vayas a necesitar utilizar el PC con urgencia.

Formatear Windows 10 desde un USB, o grabando la imagen ISO en un DVD.

Este es un proceso algo más complicado, cuyos pasos deberás de seguir al pie de la letra si no quieres cometer fallos que puedan entorpecer la eliminación y posterior nueva instalación de Windows 10.

Primeramente, ingresa en la web oficial de Microsoft para descargar la imagen ISO oficial de Windows 10 desde aquí.

Una vez descargado este elemento, ejecútalo y acepta los términos y condiciones de uso. A continuación, selecciona la opción denominada como: “Crear un medio de instalación para otro PC“, pulsas sobre la versión de SO que quieras instalar (en este caso Windows 10), así como su idioma, si requieres de Windows 10 en 64 o 32 Bits, etcétera. Una vez seleccionado todo esto, es cuando viene lo verdaderamente importante, y es que es el momento de decidir cómo queremos realizar la instalación. Es decir, el medio que utilizaremos para formatear nuestro ordenador.

  • Mediante USB: Instalar Windows 10 mediante la unidad flash es el proceso más sencillo y rápido de todos, ya que podrás hacerlo todo de golpe y en un simple paso. Al descargar el ISO en tu memoria USB, conseguirás obtener un USB booteable con el que realizar la instalación. El único “pero” que puede presentar es el hecho de que dicha memoria flash quedará inservible para otras cosas, pero en ocasiones es preferible esto ya que te ahorra quebraderos de cabeza, además de que es la única forma de formatear Windows 10 en ordenadores portátiles, ya que la tendencia del mercado actual hace que cada vez veamos menos modelos con lectores de DVD.
  • Crear copia legal de Windows 10 vía ISO: Este método te permitirá obtener tu propia copia legal de Windows en un DVD para utilizarlo como medio de arranque. Para llevar a cabo este método, necesitarás “quemar” la imagen ISO en un DVD virgen, por lo que necesitarás un programa de grabación. Actualmente, cualquiera te permite hacerlo sin mayores complicaciones.

Cuando ya has creado tu dispositivo de arranque, solo resta reiniciar el sistema y seleccionar el medio de booteo desde el que iniciar nuestro PC para que comience el proceso de formateado del mismo. Para ello, deberemos de prestar especial atención a la nomenclatura que saldrá en dicha pantalla de inicio, ya que puede variar en función del modelo o la marca del ordenador en cuestión a formatear, aunque normalmente suele ser F12 o F9.

Selecciona la unidad donde instalar Windows

Tras haber dado con la tecla de acceso a esto, deberás de seleccionar la unidad donde tengas preparado el dispositivo de arranque. Ya sea el USB o el DVD anteriormente mencionados. Es entonces cuando se sucederán diversas pantallas de configuración, donde deberemos de seleccionar el idioma, entre otras características banales, hasta llegar a las particiones.

Aquí si nos pararemos y haremos un inciso, ya que para los más inexpertos, probablemente esto les suene a chino. Deberás de buscar, primeramente, la partición o unidad donde tengas instalado el sistema operativo Windows 10 (generalmente es en “C:”, y ya podrás dar paso a la reinstalación de todos los archivos. Verás una barra que se irá completando conforme se vayan copiando los nuevos archivos, y una vez finalizada, de nuevo tendrás que volver a configurar ciertas opciones. En este caso, la configuración básica de Windows (nombre de usuario y clave de acceso, configurar la conexión a internet, etc.)

No requiere de mayor explicación, ya que no es un proceso difícil y ni mucho menos algo que no hayas hecho ya durante todo este largo proceso de instalar Windows 10 sin CD. Esperamos que este tutorial te haya servido, y si tienes alguna duda déjala en comentarios y será resuelta lo más pronto posible.