Saltar al contenido

Aprende a cómo capturar la pantalla en Windows 10

Para muchos, tener un registro visual del ordenador es una gran ventaja ya que tenemos a la mano herramientas bien sea para llevar un registro, para guardar información de forma rápida, para evidenciar algo o alguien; en fin, es de gran utilidad tener a la mano una captura de las ventanas.

Capturar las ventanas en Windows es tan fácil como práctico, a tu disposición tienes herramientas como un teclado útil y aplicaciones web que te brindan rapidez, sin embargo; no todos saben cómo es el proceso para llevar a cabo una captura de pantalla en Windows, a pesar de que es el sistema operativo más usado a nivel mundial.

En virtud de esto, nos hemos visto en la obligación de colocarte las herramientas en bandeja de plata y explicarte cómo se puede hacer una captura de las ventas en uso de tu ordenador.

A diferencia de los ordenadores de Apple done automáticamente haces una captura y el archivo se guarda en el escritorio, para hacer una captura con Windows es necesario valerse de accesorios como Paint o Archivos de Office para salvar el registro.

Para obtener la imagen que deseas, puedes optar por varias alternativas como el teclado o aplicaciones que te permiten guardar lo que quieres en un dos por tres, comencemos por las herramientas más básicas:

Capturar la pantalla completa en Windows con el teclado

Una de las herramientas más usadas para obtener la imagen que deseas es el teclado, a través de una tecla diseñada específicamente para esa función. Esta tecla aplica para las veces que quieras hacer una captura de toda la pantalla.

Para que te ubiques en el teclado, tienes que observar a la tecla que se encuentra justo al lado de la tecla “F12”, la tecla que tienes que presionar se llama “ImpPnt”. Debes asegurarte de tener un enfoque ideal de lo que quieres guardar, también debes saber que una vez que presiones esta tecla, Windows guarda la imagen en un portapapeles que puedes pegar bien sea en Paint o en un documento de Word, de allí decides si quieres guardarla como un archivo normal que puedes modificar a posteriori o si la quieres guardar en formato JPG o PNG.

Capturar ventanas con el teclado

Para capturar una ventana en específico, la que tienes en uso por ejemplo, en lugar de capturar la pantalla completa, puedes seguir los pasos anteriormente explicados solo que debes agregar el uso de una tecla adicional.

Para lograr tener la captura que deseas, debes mantener presionada la tecla “Alt” que se encuentra justo al lado izquierdo de la barra espaciadora y presionar al mismo tiempo la tecla “ImpPnt”, misma tecla presionada para salvar la pantalla en un tamaño completo. La combinación de ambas teclas es Combinación Alt e Imprimir Pantalla.

Luego de esto habrás podido tener en el portapapeles la imagen que quieres, para guardar la captura de la ventana en específico debes tener abierto Paint para pegar la imagen en el formato. Si quieres puedes usar el click derecho para insertar la imagen en “pegar” o puedes dirigirte a la parte superior izquierda en donde encontrarás la opción “pegar”.

Capturar la ventana en Windows con la aplicación de “recortes”

Aunque las dos maneras anteriormente explicadas son sencillas de hacer, existe una tercera opción llamada “recortes” que viene instalada en todas las versiones de Windows por defecto. Esto si tienes el sistema operativo en español, si está instalado en inglés deberás buscar una opción llamada “snipping tool”.

Una vez seleccionada la herramienta, toda la pantalla quedará en blanco y aparecerán las flechas que te indican dónde comenzar a medir la pantalla para recortar.

Con la pantalla de esta manera, debes comenzar por colocar el mouse en el extremo de la ventana en donde quieras comenzar el recorte y mover el mismo hasta el otro extremo donde deseas termine, siempre teniendo presente que debes mantener en todo momento el mouse presionado.

Luego de haber seleccionado el área a recortar, debes soltar el ratón para que se despliegue la ventana de la herramienta que te indica que ya tienes la captura realizada. Desde allí la puedes guardar de inmediato en tu ordenador o modificarla con las herramientas que la aplicación te ofrece.

Si quieres editar la captura de pantalla/ventana

Si lo que deseas hacer luego de haber guardado esa imagen es modificar los datos que en ella residen, puedes hacerlo fácilmente desde Paint, sin embargo, esta herramienta no siempre te ofrece los resultados que buscas; si por el contrario quieres hacer un retoque más elaborado donde cambies un detalle más mínimo, puedes optar por herramientas profesionales de edición de imágenes como Photoshop.

Si abres el programa te encontrarás con una capa en blanco en donde debes comenzar por colocar la imagen que acabas de guardar, para ello debes dirigirte a la barra de herramientas del programa, seleccionar la opción “archivo”, luego “abrir” y escoges tu imagen; automáticamente se abrirá la selección como primera capa en Photoshop, ajustándose al tamaño que ya tenía predispuesto.

Desde allí tienes herramientas como borradores, pinceles y demás opciones de retoque para que guardes las capturas de la pantalla como todo un profesional. Cabe destacar que independientemente de la versión de Windows que posea tu ordenador, es posible realizar la captura de la ventana con exactamente las mismas herramientas.

¿Pero, si tengo Tablet en lugar de ordenador?

El sistema operativo Windows no es exclusivo de los ordenadores, también está disponible en dispositivos electrónicos como las tablets; donde hacer una captura de las ventanas o la pantalla entera es posible con solo pulsar dos botones. Al igual que los dispositivos móviles, las tablets te ofrecen la opción de capturar la pantalla sin tener que acceder a otras aplicaciones más complejas, para llevar a cabo la operación, debes pulsar el botón de encendido (botón de Windows) y el de volumen al mismo tiempo.

En esta ocasión, las capturas de pantalla se guardarán en una carpeta con el mismo nombre dentro de la galería de imágenes.

Recomendaciones a considerar

  • Si vas a enviar el archivo a otra persona, debes saber que tienes que subirlo en un formato lo más liviano posible para que el destinatario tenga una visualización rápida de tu mensaje.
  • Opta por formatos como JPG y PNG para enviar la imagen, nunca utilices Bitmap porque lo más probable es que tu archivo sólo sea visible desde tu ordenador más no en el ordenador del destinatario; de igual manera, así evitas conservar un documento demasiado pesado para tu pc.