Saltar al contenido

Cómo crear un punto de restauración en Windows

Todos tenemos muchas actividades a lo largo de nuestra de vida, actividades que generan un grado de compromiso, bien sea en el ámbito laboral, académico, profesional e incluso personal, lo cierto es que hemos hecho uso de la tecnología para la realización de nuestras actividades y es justamente por su grado de práctica y facilidad.

El uso de los ordenadores y la eficiencia que ofrecen los sistemas operativos tales como Windows, lo hacen un recurso bastante provechoso, sobre todo a la hora de algún trabajo o actividad, pero ¿Qué ocurre cuando nuestro sistema operativo ha fallado o ha sufrido ciertos daños?

En un sentido más amplio podemos tener la utilización de Windows como el Sistema Operativo de vanguardia en la utilización de ordenadores y esto se debe a las cientos y múltiples de herramientas que facilitan la ejecución de nuestras actividades y es que nos hemos vuelto muy dependientes de esto, y con razón, ya que nos permite realizar tareas en la menor cantidad de tiempo, nos permite gestionar, guardar información, interactuar con los programas que deseemos y ciertamente ha servido de mucha ayuda, pero

¿Qué ocurre cuando nuestro sistema no abre? ¿Qué pasa cuando no encontramos ese archivo que damos por perdido? ¿Qué sucede cuando nuestro programa no ejecuta? Seguramente sería el fin del mundo, seguramente crees que todo está perdido… ¡Pero espera! Aún hay una solución.

Y es que justamente Windows es tan maravilloso que piensa en los futuros problemas que pueden surgir a sus usuarios y pensando en todos los problemas, como los que se acaban de de plantear, existe una función, la cual hace que tu equipo se vaya justamente a un punto de tiempo específico donde no ha sufrido “los cambios” que ha generado que no funcione correctamente ¿No lo puedes creer? ¡Pues créelo, si existe! A esta función se le llama punto de restauración, es que justamente eso es lo que hace restaura el sistema a un punto del tiempo en el que los cambios que se hayan hecho son revertidos.

¿Qué es la restauración y cuál es su finalidad?

Cuando navegamos por internet o simplemente hacemos uso de nuestro ordenador, pero no somos lo suficientemente diestros en el área, podemos incurrir en ciertas eventualidades que generan cambios en nuestro equipo; cambios que muy probablemente no sepamos cómo revertirlos, probablemente dañar algunos programas, o instalar unas extensiones que perjudican el proceso de nuestras operaciones, perder información valiosa o simplemente abrir algún enlace que te ha generado un virus desastroso en tu equipo, pero como no todo está perdido la restauración del sistema es la opción más ideal para poder recuperar la funcionalidad normal de tu equipo, sin generar cambios drásticos o sin perder información valiosa.

Su finalidad es darle una respuesta oportuna y eficiente a las eventualidades que se puedan presentar, sin la necesidad de tomar medidas drásticas como el formateo de un equipo el cual implica que puedas perder todo lo que tienes, solamente por un pequeño error cometido.

Su modo se establece en puntos de restauración, pero ¿Qué son los puntos de restauración? Esto no es más, que el espacio e intervalo del tiempo, el cual deseas elegir para que tu equipo vuelva a la normalidad.

Esto quiere decir que las tareas y/o actividades que hayas realizado desde el punto en el cual elegiste la restauración hasta el momento actual de la falla, van a desaparecer, porque Windows asume que ese intervalo de tiempo y las actividades ejecutadas en el mismo van a desaparecer, eso sería algo así como regresar en el tiempo, para hacerlo de un modo entendible.

Paso a paso de la creación del punto de restauración

Esto es algo que no es ni muy complicado, ni del otro mundo. Solamente debes tener cuidado con los tiempos que manejes a la hora de crear el punto de restauración, ya que lejos de querer arreglar el daño que hiciste, puedes ejecutar uno peor dañando todos tus programas e información. Debes ser prudente y determinar la función del tiempo adecuado en base a la aparición de tu problema.

  • Paso 1

Primero que nada debemos posicionarnos en el botón de <Inicio> de nuestro equipo, aquí nos ubicamos en <Equipo> hacemos “Click derecho” y tildamos donde dice “propiedades”

  • Paso 2

Al momento de llegar a propiedades, buscamos donde nos sale <Protección del Sistema>. Ubique el dialogo que dice –Cree un punto de restauración ahora para las unidades que tienen activada la protección del sistema- y debe hacer “Clic” donde dice <Crear>

  • Paso 3

Al momento de que creamos el punto de restauración, establecemos el intervalo del tiempo, en el cual queremos que nuestro sistema se restaure, en tal sentido debemos esperar un tiempo en el que nuestro ordenador se está reiniciando y ejecutando la función a groso modo de deshabilitar y desinstalar todas las operaciones que hayan influido en la falla de nuestro sistema. Ya una vez habiendo transcurrido el reinicio del equipo, nos encontramos listos ya para encontrarnos con la restauración.

  • Paso 4

Al momento de haber ejecutado la restauración, se debe verificar cada uno de los programas que se encuentren instalados para observar su funcionamiento y evaluar si alguna no sufrió algún tipo de daño con la acción realizada previamente, en dado caso de haber algún error nuevamente existe la forma de revertir los cambios y es justamente en esa misma parte.

Estas son herramientas muy útiles de Windows a las cuales debemos sacarle el mayor provecho, sin embargo debemos tener cuidado del modo de su manejo, porque así como puede ser muy funcional, puede ser muy perjudicial. Solo debes aplicar muy bien las funciones de la creación del punto y crearlo de acuerdo al tiempo que tiene fallando nuestro equipo.

Además si no quieres perder archivos como documentos, fotos, videos, audios, puedes seleccionar las opciones que desees que no sufran ningún tipo de cambios y de esta forma poder salvaguardarlos. Sin lugar a dudas esta es una de las mejores herramientas que Windows puede tener.